sábado, 23 de julio de 2016

Lamentos al amanecer

Depresión... vieja amiga. 
Al fin has vuelto a visitarme.
Ya no tengo miedo. 
Ya no tengo sueños.
Ya no tengo nada... sólo me quedas tú.
Me acoges en tu oscuridad más profunda.
Y siento un extraño placer cuando te siento fluir por mis venas.


¡Mataste mi amor!
¡Mataste mi ilusión!
¡Mataste mi armonía!
¿Por qué ahora no terminas conmigo? 
¡MÁTAME A MI!


Estoy bailando contigo en el filo entre la vida y la muerte.
Pero si muero... Tú morirás conmigo.
Soy el cuerpo que encierra esta desdicha... 
Y tú eres la culpable de este llanto.

2 comentarios:

  1. hola! ,me ha impactado ,escribes muy bien ,triste pero perfecto ,un gusto leerte ,te espero por mi blog :) te sigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cuánto agradezco tu comentario.
      Ahora me paso por tu blog.

      Eliminar